Tecnología aplicada a la modernización de ascensores ¿Cuándo es necesario adecuar un ascensor?

A pesar que los ascensores no tienen una fecha precisa de caducidad, las piezas se desgastan con el uso y con el paso del tiempo. Entonces, cuando las averías se vuelven más frecuentes y costosas, hay que ir pensando en una modernización. Muchas veces los consorcios van posponiendo la inversión en la adecuación del ascensor porque lo ven como un gasto, sin llegar a dimensionar que en el fondo no está en juego la estética sino la seguridad y de la vida de las personas que lo usan. Pero siempre llega un momento en que no se puede seguir dejándolo para más adelante y es necesaria la modernización del ascensor.

Si no se hace una renovación de los componentes a tiempo, o no se cuenta con un buen mantenimiento, a la larga el ascensor puede tener problemas mayores, e incluso llegar a ocasionar accidentes graves. Por eso, es clave tener en cuenta la opinión o sugerencia de la empresa de mantenimiento cuando recomienda cambiar los componentes comprometidos por desgaste o una adecuación mayor.

¿Cuál es la mejor tecnología disponible en el mercado para adecuar ascensores?

En equipos electromecánicos la mayor ventaja de la modernización eléctrica (automatización) se da en la incorporación del funcionamiento del motor con frecuencia variable.

Este sistema de control del motor para ascensores por Frecuencia Variable (VF) proporciona el máximo confort en los viajes, agilidad en la maniobra, excelente nivelación y un notable incremento del ahorro de energía.

Control de la energía, control del viaje:

A través de la técnica de modulación, el sistema regula tanto la frecuencia como el voltaje del motor, lo que permite controlar totalmente el viaje.

 

La posibilidad de ajustar la velocidad de arranque, desplazamiento y frenado del ascensor, permite anular los cambios bruscos de velocidad haciendo más confortable el viaje y una nivelación precisa.

Al suprimir los picos de corriente que suelen producirse en los equipos convencionales, se mejora notablemente el consumo de energía eléctrica debido al mejor rendimiento del ascensor, cuyo ahorro puede alcanzar el 30% con respecto a un ascensor no adecuado.

Además, la energía regeneradora ocasionada por el frenado eléctrico otorga una mayor vida útil al motor de la máquina y reduce el calentamiento hasta de un 40%.

  • ¿Qué beneficios aporta?

    • Mayor confort
    • Ahorro de energía
    • Agilidad en la maniobra
    • Nivelación precisa
    • Funcionamiento silencioso
    • Mayor vida útil del motor
  • Tecnología al servicio de la seguridad y el confort

Además, al generar el cambio de toda la instalación eléctrica se la adecúa a normas, reduciendo las posibilidades de falla y mejorando la conducción eléctrica.

Las ventajas tecnológicas permiten la colocación de pantallas de indicación de diferentes características como las del tipo matriz de puntos, cristal líquido monocromático o color, mejorando así la calidad de la información recibida por el usuario en cuanto al funcionamiento del equipo.

El uso del sintetizador de voz y braille permiten uno de los usos más efectivos para optimizar las indicaciones para las personas con capacidades especiales.

Ante cortes de energía, se puede incorporar luz y alarma de emergencia para que, si un usuario quedara encerrado dentro de la cabina, pueda estar contenido dentro de un espacio iluminado y con la posibilidad de pedir auxilio. Adicionalmente se puede incorporar intercomunicador, teléfono manos libres y música funcional.

Para evitar desgaste y averías de componentes, se puede colocar un limitador de carga para mejorar su uso. Las indicaciones del mismo pueden darse por una pantalla independiente o incorporarse a la pantalla nueva.

Otra de las mejoras sustanciales para una mejora de viaje y un importante ahorro energético, es el de cambiar la maquina con reductor y el motor convencional asincrónico por un motor sincrónico de imanes permanentes sin reductor, esto permite un ahorro adicional de energía de hasta el 40%, sumado a el cuidado del medio ambiente, ya que no posee aceite en su caja reductora y, al no tener engranajes la vida útil es superior y los ruidos producidos son sensiblemente menores.

Casa Imaz Ascensores SRL